Fue un mes ocupado de junio para la Administración de Drogas y Alimentos (FDA – en Inglés), la agencia gubernamental responsable de inspeccionar las instalaciones para asegurarse de que están siguiendo los estándares de seguridad alimentaria. La FDA por lo general se encarga de las inspecciones y anuncios de retiro sobre una base diaria. Por lo general, cualquier retiro anunciado por la FDA es iniciado voluntariamente por la compañía de retiro. En algunas ocasiones, sin embargo, la FDA se ve obligada a tomar medidas contra una empresa. Esta acción puede venir en algunas diversas formas, incluyendo las letras de la advertencia, las conjunciones, e incluso las incautaciones del producto. La FDA emitió cuatro cartas de advertencia y una orden judicial entre el 31 de mayo y el 30 de junio. La FDA también incautó productos de un almacén, lo cual es un movimiento bastante raro de la agencia.

31 de mayo – Summit Nutritionals

El mes ocupado de la FDA comenzó el 31 de mayo, cuando envió una carta de advertencia a Summit Nutritionals International en Branchburg, New Jersey. La carta citó problemas en varias inspecciones diferentes hechas por los oficiales de la FDA. Si bien no se encontraron problemas claros que pudieran conducir a una contaminación de patógenos, se señalaron varios problemas de etiquetado con respecto a varios productos diferentes. Se dijo que su proteína de colágeno de salmón hidrolizado 90% estaba falsamente etiquetada, ya que el producto real contenido en el envase era gelatina hidrolizada. Las etiquetas también proclaman que el producto es “Proudly Made in USA”, mientras que la etiqueta de los fabricantes para la gelatina hidrolizada declara que fue producida en China. Estas cuestiones no pueden limitarse a los productos de colágeno de salmón y podría extenderse a los productos de colágeno porcino, bovino y de pollo también fabricados por la empresa. Fueron estas cuestiones con el etiquetado, además de algunos problemas de mantenimiento de registros, lo que hizo que se enviará la carta. Según las regulaciones, la compañía recibió 15 días para responder a la carta de advertencia.

7 de junio – Pressure Safe

Una semana después, la FDA envió una carta de advertencia a Pressure Safe, LLC. La empresa con sede en Portland, Oregon, procesa los productos de zumos en un ambiente de alta presión. Los inspectores de la FDA visitaron la instalación del 13 al 15 de febrero y del 22 al 23 de febrero de 2017. La compañía no tuvo un plan de acción adecuado para prevenir la adulteración del producto. Los jugos producidos en la instalación fueron preparados, envasados ​​o mantenidos en condiciones insalubres. La FDA expresó su preocupación de que los procesos utilizados por Pressure Safe no impidieron el crecimiento de Clostridium botulinum . Los productos 100% de jugo de bajo contenido de ácido se someten a un proceso de alta presión, pero este proceso no es suficiente para prevenir el crecimiento de C. botulinum . De hecho, C. botulinum puede crecer en ambientes fríos, así como en ambientes de baja acidez. Sin embargo, incluso en productos con alto contenido de ácido, la FDA ha declarado que no existen suficientes salvaguardas para prevenir el crecimiento de patógenos. Pressure Safe tampoco solucionó los problemas encontrados por las inspecciones anteriores de la FDA. Estas cuestiones son las que llevaron a la carta de advertencia, que la compañía tenía 15 días para responder.

14 de junio – Lopez Tortilla Foods

El 14 de junio vino con otra carta de advertencia. Esta vez la carta fue enviada a López Tortilla Foods, Inc. y enumeró bastantes problemas con la instalación. La FDA inspeccionó las instalaciones de Dallas, Texas entre el 24 de enero y el 27 de enero. Los nuevos problemas específicos enumerados por la FDA comenzaron con el hecho de que la compañía no se aseguró de que las plagas, específicamente los ratones, Heces de ratón se encontraron en la parte superior del producto final en tres áreas separadas. Además, la FDA descubrió agujeros en cuatro puertas enrollables, que podrían ser puntos de entrada para los ratones. Se encontraron pelotas de cebo de ratón directamente en los productos terminados, lo que llevó a la FDA a citar problemas con el almacenamiento adecuado de los productos terminados. Se encontró que el equipo de producción de alimentos no se limpiaba como debería ser, lo cual es la misma observación hecha en las inspecciones de 2014 y 2011 de la misma instalación. También se encontró que la firma violaba las regulaciones que exigían que los utensilios y otros equipos fueron desinfectados con regularidad. También se citó el hecho de no drenar adecuadamente las áreas que pueden contribuir a la contaminación de los alimentos. La empresa no proporcionó suficiente espacio para almacenar equipo y, además, falló en almacenar adecuadamente el equipo. López Tortillas tampoco proporcionó instalaciones adecuadas de lavado de manos, por lo que también fue citado por los empleados que no lavaban las manos lo suficiente. La FDA también declaró que estas no son necesariamente todas las violaciones encontradas durante la inspección, y la compañía tiene 15 días para responder a la carta.

19 de junio – Goff Seafood

La última de las cartas de advertencia enviadas en junio llegó el 19 de junio. Esta carta fue enviada a Goff Seafood, de Dry Prong, Louisiana. Los inspectores visitaron la instalación entre el 22 de mayo y el 25 de mayo. Hay varias cosas señaladas en la carta de advertencia. Todo lo cual, cuando se consideran juntos, llevó al envío de la carta, como la FDA dice que apuntan a los productos Goff Seafood se adulteran. La empresa no proporcionó almacenamiento suficiente para el equipo utilizado en el proceso de producción de alimentos.También hubo un fracaso por parte de la empresa para proporcionar suficientes estaciones de lavado de manos, lo que podría conducir a la contaminación cruzada. Los congeladores donde se almacenaba el producto acabado no tenían termómetro, lo que dificulta la verificación de que los productos se mantenían a la temperatura correcta. Las superficies con las que los alimentos entran en contacto no se desinfectan adecuadamente. Además, la fontanería y los congeladores no estaban adecuadamente mantenidos.

Junio ​​20 – Almacén Profesional

Al día siguiente, la FDA, con la ayuda del Servicio de Mariscales de los Estados Unidos, incautó los productos almacenados en un almacén en Minnesota. Professional Warehouse, con sede en St. Paul Minnesota, tenía unos 73,000 dólares en productos. La razón de la convulsión, según lo declarado por la FDA, era que había actividad común de la plaga presente en el almacén. Al igual que en muchos otros casos de acción adoptada por la FDA, la acción sólo se produce como resultado de fallas repetidas por cumplir con los estándares de la FDA. Para obtener más información sobre el decomiso, haga clic aquí .

30 de junio – Smokehouse de NY

En un movimiento no tan común por la FDA, aunque no tan poco común como la incautación de productos, la FDA anunció una orden judicial permanente contra el Smokehouse de NY. La empresa, con sede en Mamaroneck, Nueva York, ya no está autorizada a producir ningún producto hasta que el medio ambiente en la instalación se lleva a las normas de la FDA. La orden judicial fue archivada debido a una contaminación constante de Listeria monocytogenes . Las inspecciones de este año encontraron contaminación generalizada por Listeria , incluso en áreas que entran en contacto con los alimentos. También se observaron prácticas de saneamiento deficientes. Aunque no hay enfermedades relacionadas con la contaminación generalizada de Listeria , todavía hay razones para creer que los productos fabricados por Smokehouse de NY podrían potencialmente estar contaminados con la bacteria Listeria . Esta no es la primera incursión de esta compañía con la FDA. The Smokehouse recibió una carta de advertencia en 2011 debido a la contaminación por Listeria. Los retiros se hicieron en 2013 y en 2017 para el pescado ahumado. En ambos casos, la contaminación por Listeria fue responsable del retiro.

Tal mes activo puede considerarse como preocupante, ya que apunta hacia el hecho de que las contaminaciones y potenciales adulteraciones pueden estar ocurriendo a un ritmo mayor. Una cosa que vale la pena señalar, sin embargo, es que el hecho de que hubo un mes tan activo significa que el sistema está funcionando. La FDA no siempre ha tenido la capacidad de tomar medidas significativas contra las empresas que no cumplen con los estándares de las normas de seguridad alimentaria, y los anuncios de que la acción se lleva a cabo en relación con posibles problemas deben ayudar a los consumidores a comer un poco más fácil.

Bibliografía (en Inglés)

https://www.fda.gov/ICECI/EnforcementActions/WarningLetters/2017/ucm562515.htm

https://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm565463.htm

https://www.fda.gov/ICECI/EnforcementActions/WarningLetters/2017/ucm564181.htm

https://www.fda.gov/ICECI/EnforcementActions/WarningLetters/2017/ucm564513.htm