Por: Candess Zona-Mendola

Traducido por: Carlos Bazán

Si eres como yo, llegar a las cálidas arenas de la playa este mes con los niños es un deber del verano. Nos encanta empacar todos los elementos esenciales – paraguas, toallas, juguetes de arena, y por supuesto, los alimentos de picnic. La comida es imprescindible para nosotros cuando pasamos todo el día en la playa. Pero tener comida y sentarse durante mucho tiempo en el calor es una receta para el desastre. Lo último que quiero después de un largo día en el sol con la familia es la intoxicación alimentaria. Estoy seguro de que estás de acuerdo

Mucha gente ha leído artículos sobre artículo de qué embalar para un día de la playa. Algunos planes meticulosos para picnic  y el aperitivo perfecto para una excursión. Pero muchos no saben cómo empacar sus alimentos para evitar que las bacterias peligrosas contagien a sus hijos, a su pareja, a sus amigos, e incluso a ellos mismos, y los enfermen. A medida que las temperaturas suben, aumenta el riesgo de intoxicación alimentaria. De hecho, las enfermedades transmitidas por los alimentos alcanzan su punto máximo en los meses de verano. A medida que los niños y adultos mayores se encuentran entre los que tienen más probabilidades de tener complicaciones después de una enfermedad transmitida por los alimentos, un poco de práctica preventiva es una gran manera de ayudar a mantener esas estadísticas de baja.

Consejos y trucos

¿Por dónde empezar? Hay algunos consejos fáciles y trucos para tener en cuenta para cualquier persona que quiera sacar el máximo provecho de su día de playa sin la amenaza de enfermedades relacionadas con los alimentos poco después.

  • Mantenga fríos los alimentos fríos . Cuando el alimento alcanza una temperatura superior a 40 ° F, entra en la “zona de peligro”. Esto es cuando las bacterias se multiplican los alimentos más rápido y estropear. Nos gusta empacar nuestras comidas frías en un refrigerador, con un montón de hielo o paquetes de frío. Las cosas más frías, mejor! Si usted tiene un refrigerador de doble aislamiento, como un Yeti , o uno que se conecta a un origen de alimentación, eso es aún mejor. Nos gusta congelar el agua embotellada cuando embalamos nuestro enfriador. De esta manera tenemos fuentes de frío extra que no están perdiendo espacio. Almacenar su enfriador fuera del sol, enterrarlo en el mismo, y abrirlo sólo cuando sea absolutamente necesario le dará más tiempo antes de que todo el hielo se derrite.
  • Carne sin procesar o pescados en un lugar separado . Las fogatas y las barbacoas de playa son comunes en algunas ciudades. Asar los peces recién pescados cerca del océano es una experiencia maravillosa en las playas que permiten tales prácticas. Pero estos artículos de carne pueden contaminar fácilmente los alimentos listos para el consumo. Es una buena idea si planea asar a la parrilla o cocinar carne cruda o pescado para almacenarlos en un refrigerador separado que sus otros alimentos y bebidas. También, es una buena idea  lavar completamente y desinfectar ese enfriador antes de poner cualquier otro alimento detrás en él.
  • Tenga en cuenta la regla de dos horas . Los alimentos calientes o cualquier cosa tomada fuera de su refrigerador tiene un tiempo de caducidad rápido – 2 horas (o 1 hora si la temperatura exterior es más de 90 ° F). La temperatura de los alimentos que entran en “la zona de peligro” es especialmente preocupante cuando se está en la playa. Si usted ha perdido la noción del tiempo y está inseguro si dos horas (o una hora) ha pasado, es el mejor funcionar por el mantra “en caso de duda, lanzarlo hacia fuera!”
  • Limpie las manos, limpie las bocas . La arena y el agua del océano no son necesariamente los más limpios y son los hogares de muchos tipos diferentes de bacterias. Están, después de todo, en la naturaleza.Y hagámosle frente, la arena consigue por todas partes. Al tener limpiadores de manos antibacteriales, desinfectantes antibacterianos con un contenido de alcohol de al menos el 60%, o incluso un lugar para lavarse las manos con jabón y agua, usted tiene su mejor defensa contra la ingestión de bacterias malas. El lavado de manos es uno de los mejores defensores contra la intoxicación alimentaria.
  • Si se ve sucio, no lo coma. Hay veces que nos encanta comprar helados o perros calientes en la playa. Mi marido especialmente ha encontrado muchos recuerdos de su infancia comprando un helado y un sándwich de waffles en el paseo marítimo en Altanic City. Dependiendo del vendedor, esto puede ser un gran regalo para toda la familia. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que muchos de estos vendedores pueden no tener en cuenta la seguridad alimentaria. Si el área de preparación de alimentos de un vendedor no parece limpia o sus empleados parecen estar enfermos, lo mejor es optar por otro lugar para comer. Es una idea buena ver si están usando guantes y cambiar los guantes después de manejar el dinero.

Otras Bacterias de Preocupación

Es importante señalar que muchas bacterias que nos enferman no sólo son ingeridas, sino que también pueden entrar en nuestro torrente sanguíneo a través de heridas abiertas. Esto se ha visto en los últimos años con infecciones por Vibrio y la playa. Las noticias últimamente han reportado varios casos de “bacteria carnívora” de personas que han nadado en el Golfo de México. También había un caso relacionado con las ostras. Aunque las infecciones por Vibrio de este tipo son raras, la prevención de estas infecciones sigue siendo una buena idea. Cualquier persona puede prevenir Vibrio comprobando si hay llagas abiertas en la piel antes de nadar en cualquier fuente de agua y asegurándose de desinfectar cualquier corte y herida si hay un accidente de inmediato. También es una buena práctica para evitar la ingesta de mariscos crudos, ya que esta es otra manera infecciones relacionadas con Vibrio puede ocurrir.

Ahí lo tienes, algunas maneras fáciles de prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos en la playa este verano. Nosotros en UnsafeFoods le deseamos a todos un feliz, y la comida libre de envenenamiento, el verano!