Por: James Peacock

Traducido por: Carlos Bazán

 

El norte de California ha sido sacudido recientemente por un brote mortal de botulismo, el segundo brote de botulismo que afectó al estado este año. Una persona ha muerto, y nueve más permanecen hospitalizadas, después de comer salsa de queso para nachos de una gasolinera en Walnut Grove, California. Todos los que se han enfermado en este brote han requerido hospitalización, y los que aún están en el hospital están en condiciones variadas. Una persona ha sido paralizada por la enfermedad. Las 10 personas enfermas en este brote han sido de 4 diferentes condados. El Departamento de Salud Pública de California (CDPH – en inglés) ha publicado una declaración sobre el brote pero no ha proporcionado detalles sobre las condiciones del paciente y los condados afectados en un esfuerzo por proteger la privacidad del paciente.

Detalles

El CDPH ha estado investigando este brote. El proceso de investigar un brote generalmente ocurre después de que hay un alto índice de enfermedades. Los funcionarios de salud han estudiado durante años la tasa promedio de patógenos específicos que causan enfermedades y son capaces de rastrear cuando estas infecciones de fondo cambian repentinamente. Cuando se detecta al azar un alto índice de enfermedades, los funcionarios de salud pueden investigar el brote, generalmente tomando muestras y realizando entrevistas. Hay a veces una correlación entre las respuestas de la entrevista, que pueden ayudar a investigadores a localizar el origen. Aunque las entrevistas pueden ayudar a localizar posibles brotes, la mejor manera para que los funcionarios de salud aprendan más sobre un brote es mediante la prueba de muestras. Cuando los proveedores médicos toman muestras de personas enfermas o del medio ambiente, las muestras se someten a pruebas para aprender más sobre ellas. En este caso, la salsa de queso para nachos tomada de la gasolinera de Walnut Grove fue examinada por el CDPH, quien encontró que la salsa era positiva para la toxina botulínica, el agente que causa el botulismo. Además, las pruebas revelaron que el botulinum encontrado en la salsa de queso para nachos es del mismo tipo que se ha identificado en pacientes afectados por el brote. Un laboratorio independiente también ha confirmado estos hallazgos. La investigación del CDPH llevó a la remoción de la salsa de queso para nachos de la gasolinera el 5 de Mayo. La gasolinera, ubicada a unos 34 minutos al Sur de Sacramento, parece ser la única estación afectada por la salsa de queso para nachos contaminada. El CDPH ha dicho que no piensan que hay más peligro presentado al público.

La salsa de queso para nachos que causó el brote fue distribuida a la gasolinera por Gehl Foods. La compañía fue notificada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA – en Inglés) que su producto había sido incautado, llevando a la compañía a examinar el resto del lote. Gehl Foods ha confirmado que el reexamen de sus muestras tomadas del lote de salsa de queso para nachos en cuestión. La prueba de botulismo dió negativa, y de nuevo un laboratorio independiente confirmó los resultados. Debido a la negatividad de las muestras, Gehl Foods no está emitiendo un retiro para ningún producto. Gehl Foods, en un comunicado, dijo que está trabajando con las autoridades para determinar la causa del brote, y confirmó que no habrá retiro debido a los resultados de las pruebas negativas y las autoridades indican que no había riesgo para el público.

¿Qué es el Botulismo?

El botulismo es una forma muy rara de enfermedad transmitida por los alimentos. De hecho, el botulismo transmitido por los alimentos es sólo una de las 5 maneras distintas de desarrollar una infección. Estos 5 tipos de botulismo incluyen heridas, infantes, intestinos adultos, iatrogénicos y botulismo transmitidos por los alimentos. Incluso con 5 tipos diferentes, el botulismo es bastante raro. En 2008, por ejemplo, sólo 153 casos de botulismo fueron reportados al Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC – en inglés). De esos casos, sólo 18 se consideraban de origen alimentario. El botulismo alimentario es transmitido por la bacteria conocida como Clostridium botulinum. Estas bacterias secretan toxina botulínica, de la que sólo unos pocos nanogramos se requiere para causar la enfermedad. La mayoría de las veces, la causa de un caso de botulismo transmitido por los alimentos en alimentos enlatados caseros contaminados. Sin embargo, es posible que el botulismo sea causado por la salsa de queso enlatado, los chiles, los tomates, el jugo de zanahoria y el ajo picado en aceite. Los alimentos que no son muy ácidos tienen un mayor riesgo de ser contaminados con bacterias botulínicas por lo que es una buena idea mantener estos alimentos refrigerados. El CDC recomienda seguir los métodos adecuados de enlatado, mantener el ajo o hierbas en el aceite refrigerado, y mantener las papas al horno caliente o refrigeradas como formas de ayudar a prevenir la propagación del botulismo. Hervir alimentos enlatados durante 10 minutos antes de servir, independientemente de si son caseros o comprados en la tienda.

Los síntomas del envenenamiento por botulismo suelen aparecer típicamente de 18 a 36 horas después de la infección, pero existe la posibilidad de que los síntomas se muestren tan temprano como 6 horas o hasta 10 días después de la infección. Los síntomas del envenenamiento por Botulismo incluyen visión doble, visión borrosa, párpados caídos, dificultad para deglutir, boca seca y debilidad muscular. En los bebés, pueden aparecer los siguientes síntomas: letargo, pérdida del apetito, estreñimiento, llanto débil y tono muscular deficiente. Si la enfermedad se deja sin tratar, se puede desarrollar en causar parálisis en los brazos, las piernas y los músculos respiratorios. El diagnóstico de una infección por Botulismo puede tomar muchas formas, incluyendo el uso de un escáner cerebral, examen de líquido cefalorraquídeo, pruebas de toxinas botulínicas o una prueba de conducción nerviosa. La razón de tal amplia gama de pruebas es porque el botulismo se presenta de manera similar a otras enfermedades, como Guillain-Barre, miastenia gravis y accidente cerebrovascular. El botulismo se trata con una antitoxina que es distribuida por los CDC y a través de los departamentos de salud estatales. Las antitoxinas pueden aminorar los síntomas, así como prevenir la progresión de la enfermedad. El botulismo es mortal sólo entre el 3-5% del tiempo, que se reduce drásticamente de la tasa de mortalidad del 50% que estaba presente hace apenas 50 años. Sin embargo, el envenenamiento por botulismo representa un riesgo significativo, ya que puede causar parálisis. La recuperación de la intoxicación por botulismo puede tomar semanas o meses. Incluso después de la recuperació, alguien que tenía botulismo puede tener falta de aliento y fatiga por hasta unos pocos años después de la enfermedad. Mientras que todas las personas están en algún riesgo de una infección por botulismo, los usuarios de drogas intravenosas tienen un mayor riesgo de desarrollar botulismo de la herida. Si usted o un ser querido comienza a mostrar los síntomas del envenenamiento por botulismo, póngase en contacto con un profesional médico de inmediato.

 

Bibliografía: (en Inglés)

https://www.cdc.gov/botulism/health-professional.html

https://www.cdc.gov/botulism/symptoms.html

https://www.cdph.ca.gov/Programs/OPA/Pages/NR17-047.aspx

http://www.jsonline.com/story/news/2017/05/24/fatal-botulism-outbreak-linked-germantown-company/341406001/

http://www.foxnews.com/health/2017/05/23/dad-dies-after-eating-gas-station-nacho-cheese-9-others-hospitalized.html