Por: Candess Zona-Mendola

Traducido por: Carlos Bazán

 

El mes de Mayo es el Mes de Concientización sobre la Hepatitis, y hoy, 19 de Mayo, es el Día de la Prueba de la Hepatitis. En reconocimiento a este día tan importante, nosotros en UnsafeFoods queremos aprovechar esta oportunidad para difundir la palabra sobre los tipos de hepatitis, el por qué es una enfermedad preocupante, y la importancia de las pruebas. ¿Sabía usted que, de acuerdo al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, millones de estadounidenses viven actualmente con hepatitis viral crónica y ellos ni siquiera lo saben? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC – en Inglés) calculan que más de cuatro millones de estadounidenses viven con hepatitis crónica en los Estados Unidos.

¿Qué es Hepatitis?

La Organización Mundial de la Salud define la hepatitis como «una inflamación del hígado». Aunque la infección es comúnmente causada por un virus, existen otras causas posibles. Esto incluye: medicamentos, uso de drogas ilícitas, contaminantes externos o toxinas, e incluso el consumo excesivo de alcohol. Para algunas personas, sus cuerpos pueden desarrollar un trastorno autoinmune llamado «hepatitis autoinmune» donde su cuerpo crea anticuerpos que combaten su tejido hepático.

¿Por qué es tan Importante el Hígado?

Su hígado es uno de los componentes más esenciales del metabolismo de su cuerpo. De hecho, el hígado tiene más de 500 funciones diferentes para el cuerpo. Algunas de las funciones que el hígado es responsable incluyen:

  • Hacer y eliminar la bilis
  • Eliminar la bilirrubina, el colesterol, las hormonas, y drogas
  • Conversión y metabolización de grasas, proteínas y carbohidratos
  • Almacenamiento de glucógeno, vitaminas, minerales, etc.
  • Filtración y limpieza de la sangre
  • Almacenamiento adicional de sangre
  • Ayuda a mantener el balance de electrolitos y agua
  • Eliminación de las células dañadas en la sangre
  • Ayuda a mantener la presión arterial
  • Descomponer las toxinas
  • Proporciona factores de coagulación

Una persona no puede vivir sin su hígado. Sin embargo, ¿sabía usted que usted puede vivir con sólo una parte de él? De hecho, el hígado es el único órgano en el cuerpo humano que puede volver a crecer después de un daño o una extirpación quirúrgica parcial. El rebrote puede ocurrir tan rápidamente como unos pocos meses.

Tipos de Hepatitis

A la luz del último retiro del atún Ahi en Hawai, Hepatitis A ha hecho muchos titulares en las noticias. Pero ¿sabía usted que hay varios tipos de hepatitis? La Organización Mundial de la Salud describe los tipos como:

«Hay 5 principales virus de la hepatitis, conocidos como tipos A, B, C, D y E. Estos 5 tipos son de mayor preocupación debido al peso de la enfermedad y la muerte que causan y los posibles brotes y propagación de la epidemia. En particular, los tipos B y C conducen a enfermedades crónicas en cientos de millones de personas y, en conjunto, son la causa más común de cirrosis hepática y cáncer «.

Según el CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades – en inglés), «… más del 60 por ciento de los casos de cáncer de hígado están relacionados con la hepatitis B o C.»

Alguien no se infecta con cada forma de hepatitis de la misma manera. La hepatitis A, que se transmite a través de cantidades microscópicas de materia fecal que pueden pasar a través de alimentos o agua contaminados. La hepatitis B, que se pasa a través de los fluidos corporales, por lo general sólo se pasa a través de la actividad sexual, aunque también se puede pasar en el momento del nacimiento, a través de agujas compartidas y la hepatitis C, que pasa a través de la sangre, generalmente a través de agujas contaminadas.

Hepatitis A y E- Tipos de Enfermedades Transmitidas por los Alimentos

Las hepatitis A y E son formas bastante raras de enfermedades transmitidas por los alimentos. El CDC estima que hay menos de 5.000 casos de intoxicación por hepatitis A por año en los Estados Unidos. Esto es probablemente debido al éxito de la vacuna contra la hepatitis A – una forma segura y eficaz de prevenir una infección por hepatitis. La vacuna fue introducida por primera vez en 1995, e inmediatamente dio lugar a una fuerte disminución de los casos de hepatitis A. El número de casos de Hepatitis A alcanzó un punto máximo de casi 40.000 casos en 1989. Muchas personas en la población general pueden haber recibido ya la vacunación, ya que el CDC recomienda que todos los niños sean vacunados a la edad de uno. La vacuna debe ser efectiva durante 25 años en adultos y alrededor de 17 años en niños. Además de los niños a la edad de uno, el CDC también recomienda la vacunación para aquellos con ciertos factores de riesgo, incluyendo aquellos que viven o viajan a áreas con un alto nivel de tasas de infección por hepatitis, los que trabajan en hospitales e instalaciones de investigación y aquellos con enfermedades hepáticas crónicas.

La hepatitis E no se ve a menudo en los Estados Unidos, pero predomina en los países en desarrollo. Un estudio del 2005 de la Asociación Americana para el Estudio de Enfermedades Hepáticas estima que hay alrededor de 20 millones de infecciones y 3.3 millones de casos agudos que ocurren por año en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud:

«La enfermedad es común en países con recursos limitados con acceso limitado a servicios esenciales de agua, saneamiento, higiene y servicios de salud. En estas áreas, la enfermedad se presenta tanto como brotes como casos esporádicos. Los brotes generalmente siguen períodos de contaminación [fecal] de los suministros de agua potable y pueden afectar varios cientos a varios miles de personas. Algunos de estos brotes se han producido en zonas de conflicto y emergencias humanitarias, como zonas de guerra y en campamentos para refugiados o desplazados internos (PDI – en ingles), situaciones en las que el saneamiento y el abastecimiento de agua potable plantean desafíos especiales «.

Para obtener más información sobre los tipos de hepatitis, puede visitar el CDC del ABC de Hepatitis Viral aquí.

¡Obtener Pruebas es Muy Fácil!

El CDC ha proporcionado una herramienta en línea fácil para evaluar si es posible que necesite hacerse la prueba de hepatitis. Puede acceder a la herramienta aquí. Es importante señalar que los síntomas de la hepatitis no pueden ser expresados,y  la prueba preventiva es una buena idea independientemente de la puntuación. Pregúntele a su médico o al departamento de salud local sobre cómo puede hacerse la prueba. Un simple análisis de sangre suele ser todo lo que se necesita.

Para aquellos que creen que han comido un producto contaminado con hepatitis A o E, se recomienda realizar pruebas médicas urgentes. A pesar de que estos tipos no suelen causar problemas crónicos, que todavía podría causar problemas de hígado. La intervención médica temprana podría ayudar a reducir las complicaciones a largo plazo y prevenir la propagación de la enfermedad. Según el CDC, «si hay tratamientos disponibles para la hepatitis B crónica y hay nuevos tratamientos disponibles que pueden curar la hepatitis C Sin embargo, hacerse la prueba es la única manera de saber si está infectado».

Nosotros en UnsafeFoods deseamos a todos ustedes un Día de Pruebas de Hepatitis saludable y un Mes de Concientización sobre la Hepatitis.

 

Bibliografía: (en Inglés)

https://www.cdc.gov/hepatitis/testingday/

https://www.cdc.gov/hepatitis/heppromoresources.htm

https://www.hhs.gov/hepatitis/get-involved/awareness-months-and-days/hepatitis-testing-day-may-19.html

http://www.who.int/features/qa/76/en/