Por: Candess Zona-Mendola

Traducido por: Carlos Bazán

 

Las temperaturas están subiendo. El verano está a la vuelta de la esquina. Si usted es como nosotros en UnsafeFoods, ya ha comenzado a preparar su parrillada para sus reuniones al aire libre. Pero con el aumento de las temperaturas al aire libre viene un aumento en la probabilidad de enfermedades transmitidas por los alimentos. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA – en inglés), las enfermedades transmitidas por los alimentos son más frecuentes en el verano debido a dos factores: temperaturas en las zonas de peligro y humedad. En resumen, el verano es el momento perfecto del año para que las bacterias crezcan en sus alimentos.

Pero no se preocupe, lo tenemos cubierto. A continuación se presentan ocho formas sencillas de proteger a sus invitados y tener una reunión segura.

Uno – Empieza bien, Compra Inteligente

Hay un dicho que los buenos ingredientes son el principio para una gran comida. La seguridad alimentaria puede comenzar tan pronto como el viaje a la tienda de comestibles de su vecindario. Nuestros amigos de STOP Foodborne Illness hicieron una lista práctica de consejos que cualquiera puede seguir durante su viaje a la tienda:

  • «Para la carne y las aves, verifique la fecha y el color de los alimentos. La carne fresca es un color brillante, rojo cereza. El cerdo es de color rosa claro. Las aves no deben tener ninguna decoloración. «
  • «Mientras compra, ponga la carne cruda y las aves en bolsas plásticas del departamento de carnes para evitar que los jugos se derramen en otros alimentos.»
  • «Al pagar, embolse la carne cruda y las aves separadas de cualquier otro alimento.»
  • «No deje la carne/aves en su coche después de que haya terminado sus compras. Haga sus compras de comestibles al último mientras esté afuera o empaque sus carnes en una hielera con hielo. «

También es una buena práctica colocar su carne en el fondo del carro de compras. De esta manera, si hay algún derrame, no cae en ningún alimento listo para comer o en los productos agrícolas en su carro.

Dos – Manos Limpias, Comida Limpia

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC – en inglés) citan que el lavado de manos «es el medio más importante de prevenir la propagación de la infección». Lo llaman la vacuna «hágalo usted mismo». El lavado de manos es rápido, barato y fácil. Sin embargo, a pesar de su simplicidad, un estudio reciente de la Universidad Estatal de Michigan mostró que sólo alrededor del 5% de las personas se lavan las manos. Una encuesta realizada por la Sociedad Americana de Microbiología encontró que sólo alrededor del 83% de las personas se lavaban las manos después de usar los baños públicos. Las estadísticas de los pros de lavados de manos son abundantes.

El CDC ha ofrecido una sencilla instrucción  «de-cómo» para cualquier persona curiosa acerca de cómo lavarse bien las manos aquí.

Tres – Cocinando Limpio y Superficies de Alimentos

Todos sabemos que afuera es lo contrario de lo limpio. Con el suelo, el viento, el polvo, los animales, los insectos y una serie de otros vectores potenciales para la contaminación, mantener las áreas limpias es difícil. Hay maneras de manejar el caos del aire libre. Al preparar su comida en interiores, en superficies de preparación de alimentos limpias y desinfectadas, usted puede reducir en gran medida la contaminación cruzada de elementos al aire libre. Es una gran práctica cubrir los alimentos antes de llevarlo al exterior para mantener esos elementos no deseados fuera de sus alimentos.

Si usted está planeando utilizar la parrilla, darle primero una buena lavada es una gran idea. Usando un paño húmedo o incluso una toalla de papel en la superficie de la parrilla, es fácil quitar la suciedad, los desechos, y los restos viejos del alimento de la superficie. Los cepillos de alambre no son recomendados típicamente por el CDC, ya que pueden dejar alambres que podrían ser alojados en su alimento.

Cuatro – Mantenga Separados los Alimentos Crudos

La contaminación cruzada durante el proceso de preparación de alimentos es la principal causa de las enfermedades transmitidas por alimentos. También es una de las fuentes más prevenibles. Al mantener las carnes crudas lejos de alimentos listos para comer, puede reducir el riesgo de contaminación cruzada. En nuestras cocinas, nos gusta usar tablas de cortar con códigos de colores. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA – en inglés) recomienda » Lavar los platos, utensilios y tablas de cortar que sostuvieron la carne cruda o las aves antes de usarlas de nuevo para alimentos cocinados».

Como siempre, no se olvide de lavarse las manos después de manipular la carne cruda.

Cinco- Prepara tu Parrilla

La preparación es uno de los mejores defensores contra las enfermedades transmitidas por los alimentos. Es una buena práctica tener todos sus artículos listos al empezar el proceso de cocinar antes de que usted ponga la carne en la superficie de la parrilla. Recolectando previamente su espátula, tenedor, termómetro de carne, guante para parrilla y platos limpios para alimentos «terminados», se evita correr de ida y vuelta en busca de ellos. Esto le ahorra un tiempo precioso, especialmente para esos perros calientes que se queman tan fácilmente. Es una buena idea para precalentar su parrilla antes de cocinar para asegurar que su carne alcance temperaturas de cocción adecuadas para matar las bacterias dañinas durante el proceso.

Seis – Monitorear las Temperaturas

Sobre el tema de las temperaturas, las temperaturas de cocción son importantes a considerar. Al cocinar los alimentos a su temperatura interna óptima, las bacterias dañinas se matan y las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden reducirse. Según FoodSafety.gov, las siguientes temperaturas de cocción son recomendadas:

  • «Carne de res, cerdo, cordero y ternera (filetes, asados ​​y chuletas): 145 ° F con un descanso de 3 minutos»
  • «Carnes picadas: 160 ° F»
  • «Aves enteras, pechugas y carne molida: 165 ° F»

Pero la temperatura de cocción no es la única temperatura que debe preocuparse. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA – en inglés) Dice  «Mantenga calientes los alimentos calientes y mantenga fríos los alimentos fríos» es una regla de oro. Sólo porque un alimento es cocinado, no significa que no puede crecer bacterias dañinas. Los alimentos calientes deben mantenerse a una temperatura de aproximadamente 140 grados Fahrenheit o más para mantenerse seguros para comer. Por otro lado, los alimentos fríos se deben  mantener a temperaturas en o debajo de 40 grados de Fahrenheit o menos. Esto es más fácil de lograr de lo que piensas. En el caso de los alimentos fríos, la FDA recomienda «colocar el recipiente directamente sobre hielo o en un recipiente poco profundo colocado en una cacerola profunda llena de hielo, y drenar el agua cuando el hielo se derrita y reemplazar el hielo frecuentemente». , Para comidas calientes, un Chafer con una base de  fuente de calor es una gran recomendación.

Siete – Deje que su Carne «Repose»

Dejar reposar la carne no es sólo una buena idea para su sabor, sino también para la seguridad alimentaria. Permitir que la carne repose antes de cocinar permite que la carne alcance su temperatura interna óptima, completando así el proceso de cocción. Según BeefandLamb.com.au, «Permitir que la carne se mantenga alejada del calor antes de servir permite que los jugos, que han sido concentrados en el centro de la carne se distribuyan a través de la carne y sean reabsorbidos».

No estás seguro de cuánto tiempo debe reposar su carne? Foodsafety.gov tiene una tabla muy útil de temperaturas de cocción y reposo accesible aquí.

Ocho – El tiempo es Clave Cuando se Trata de Sobras

Si usted está cocinando para un grupo, las probabilidades son que usted tendrá sobras. Estos alimentos son buenos durante aproximadamente dos horas después de cocinar o una hora si la temperatura exterior está por encima de 90 grados Fahrenheit. Cuando se almacenan las sobras, el CDC recomienda «dividir las sobras en porciones más pequeñas. Refrigerar o congelar en recipientes poco profundos y cubiertos para enfriar más rápido. «

Nosotros en UnsafeFoods les deseamos una temporada de parrillada divertida y segura.