Por: James Peacock

Traducido por: Carlos Bazán

Su profesor de historia de la escuela secundaria probablemente le enseñó todo acerca de los aztecas de México. El imperio, una vez poderoso fue reconocido y temido durante su tiempo. Conquistaron muchos pueblos diferentes para construir su vasto reino. Parecían imparables. Sin embargo, incluso el poderoso puede caer, cuando la enfermedad tiene una voz en el asunto.

Lección de historia

En marzo de 1519, Hernán Cortés aterrizó en la costa este de México con un ejército de soldados españoles. Estos hombres, habiendo oído historias de una gran civilización, se dispusieron a encontrar el Imperio Azteca. Los aztecas habían sido el poder preeminente en el centro de México durante un par de siglos, y habían construido un reino bastante exitoso. Sin embargo, este imperio fue en gran parte construido sobre la conquista de otras tribus, y estas tribus mantuvieron la animosidad hacia los aztecas. Los aztecas construyeron su capital en el lago Texcoco – como una profecía había predicho que un águila con una serpiente en sus garras encaramadas en un cactus mostraría a la tribu donde asentarse. Este símbolo eventualmente encontraría su hogar en la bandera mexicana, y la ciudad, Tenochtitlan, eventualmente se convertiría en la Ciudad de México.Los españoles que buscaron la capital fueron motivados por algunos factores, pero lo más importante fue la búsqueda de oro y rutas comerciales rentables. Al hacer contacto con los aztecas, los españoles tendrían acceso a las grandes cantidades de oro azteca, así como a los recursos del centro de México. Los aztecas veían a los conquistadores españoles como dioses, mientras otra profecía predijo su llegada. Esta profecía, sin embargo, predijo el fin del mundo. En cierto sentido, eso fue exactamente lo que la llegada española señaló.

Mediante el uso de los aliados indios, Cortés fue capaz de encontrar la ciudad de Tenochtitlan, y él y sus conquistadores fueron recibidos en la ciudad como dioses. El gobernante del Imperio Azteca de la época, Moctezuma II, era cauteloso para no enfadar a los españoles. Las tensiones entre los españoles y los aztecas aumentaron exponencialmente después de su llegada, y eventualmente estas tensiones se agotaron. Hubo una serie de batallas entre los aztecas y las fuerzas aliadas de Cortés y otras tribus nativas americanas. Los españoles y sus aliados, ayudados por tecnología superior, caballos y técnicas de combate, eventualmente prevalecerán sobre los aztecas en 1521. Moctezuma II fue detenido, pero finalmente fue asesinado por rocas durante un disturbio. Con poco liderazgo, los aztecas y la mayor parte de sus tierras quedarían bajo el control de España, que nombró a la nueva colonia Nueva España. La conquista y la subyugación de los aztecas resultaría muy costosa. Antes de la llegada española, había tantos como 25 millones de nativos americanos en la zona ahora conocida como México. Menos de 50 años más tarde la población de nativos americanos sería alrededor de 5 millones de personas. Había muchas causas para esta rápida despoblación, incluyendo la esclavitud brutal, la continua guerra y las enfermedades traídas al Nuevo Mundo a través de la Bolsa Colombiana.

La Bolsa Colombiana se refiere al intercambio de ideas, bienes y enfermedades entre Europa y América. La Bolsa Colombiana era, sin embargo, una calle de dos vías, ya que tanto Europa como América ganaban cosas de la Bolsa. Artículos como maíz, tomates, tabaco y caballos fueron introducidos en sociedades de todo el mundo. También se intercambiaron tecnología, religión e ideas. Sin saberlo, los europeos también trasladaron una serie de enfermedades al Nuevo Mundo. En muchos casos, se trataba de enfermedades a las que los europeos habían desarrollado resistencia natural. Las más famosas de estas enfermedades incluyen la viruela, la peste, y ahora, Salmonella.

Enfermedades la causa de la caída

La introducción de estas enfermedades fue devastadora para las poblaciones nativas. Las epidemias eran comunes después de la llegada de los europeos, algunos accidental y algunos comenzaron a propósito. Sólo dos epidemias, una en 1545 y otra en 1576, representaron entre 7 millones y 18 millones de muertes. El brote de 1545 fue estudiado recientemente por investigadores que tomaron muestras de cementerios en México.Se cree que este brote duró 5 años, llegando a su fin en 1550. Se cree que el sarampión, la viruela y otras enfermedades han sido causas potenciales de este brote, pero este nuevo estudio apunta en una nueva dirección. Muestras tomadas de los dientes de restos enterrados en Oaxaca, ubicadas en el sur de México, tuvieron varios resultados positivos para la contaminación por Salmonella. Las muestras se compararon con bases de datos de secuencias genéticas para confirmar la presencia de Salmonella. Un par de muestras se secuenciaron adicionalmente, y estas secuencias de ADN se relacionaron con una cepa que ahora conocemos como Paratyphi C. Esta bacteria todavía está alrededor hoy, donde causa una fiebre alta y otros síntomas relacionados con tifus. La cepa es fatal en 10 a 15 por ciento de los casos si no se trata. Una cepa similar de Salmonella se encontró previamente en restos de Noruega, lo que indica que la enfermedad estaba presente en toda Europa antes de la era colonial, lo que hace posible que la enfermedad sea llevada al Nuevo Mundo.

Estos resultados sugieren que Salmonella tuvo una mano en los muchos brotes y epidemias que sacudieron a la sociedad azteca después de la llegada de los españoles. Sin embargo, todavía se desconoce hasta qué punto la Salmonella causó estos brotes. Había muchas enfermedades diferentes que causan la infección en ese momento, y es probable que estas enfermedades se esparcieran  fuera de control. Por ejemplo, la Salmonella es transmitida por la materia fecal, y en una sociedad ya diezmada por la enfermedad y la guerra, la higiene habría sido en gran parte inexistente. Es necesario seguir estudiando el alcance y el marco temporal en el que Salmonella y otras enfermedades marcaron la historia de Estados Unidos.

Hoy en día, la bacteria Salmonella es una de las causas más comunes de las enfermedades transmitidas por los alimentos. Las autoridades de salud empezaron a rastrear activamente las infecciones y brotes de Salmonella en 1962. El Dr. Salmon primero clasificó la bacteria y sus efectos hace más de 125 años. Hay muchas diferentes cepas de la bacteria Salmonella, pero todas causan enfermedades en los seres humanos. Los 32 diferentes serotipos, o cepas, de la bacteria Salmonella ayudan a los investigadores a identificar posibles brotes, así como sus fuentes. Funcionarios de salud han estudiado las tasas de incidencia de infecciones basadas en el patógeno responsable. En muchos casos, los científicos han establecido una tasa promedio de infecciones, porque las personas están siempre enfermas por enfermedades transmitidas por los alimentos. Sin embargo, cuando el número de infecciones notificadas aumenta rápidamente y de repente, es un indicador para los funcionarios de salud de que se está produciendo un brote. Los científicos emplean una serie de maneras de rastrear y detectar un brote de enfermedad transmitida por los alimentos. A través de estudios como éste, los investigadores y los funcionarios de salud pueden obtener una mejor comprensión de los brotes de enfermedades modernas.

Bibliografía: (en Inglés)

http://www.nature.com/news/collapse-of-aztec-society-linked-to-catastrophic-salmonella-outbreak-1.21485