Los funcionarios de salud de Mississippi han comenzado el año nuevo tratando un brote de E. coli conectado con el popular restaurante Captain Al’s Steak and Shrimp. El restaurante, que se encuentra en Gulfport, Mississippi, fue cerrado el 4 de enero por funcionarios de salud después de quedar claro que el restaurante fue responsable de las decenas de casos de la enfermedad que habían impactado la zona circundante. El Departamento de Salud del Estado de Mississippi ha informado de que al menos 50 personas han estado enfermas debido al restaurante. Estos casos de la enfermedad comenzaron a ser divulgados el 16 de diciembre de 2016, y eventualmente se detuvieron el 30 de diciembre de 2016. Mientras que la fuente del brote se ha señalado como el restaurante Captain Al’s Steak and Shrimp, los oficiales de salud todavía tienen que determinar el alimento o la bebida específica que ha sido contaminada con bacterias de E. coli. Más de 20 personas han informado de la necesidad de ver a un médico debido a su enfermedad y una persona ha necesitado ser hospitalizada. El Departamento de Salud del Estado de Mississippi informa que una gran mayoría de los casos han presentado diarrea y calambres estomacales. Escalofríos, dolores de cabeza, náuseas y fiebre también han sido comunicados por aquellos enfermos por este brote. La mayoría de los casos de enfermedad empezaron a presentar síntomas alrededor de 24 horas después de la infección.

Captain Al’s Steak and Shrimp publicó una declaración poco después de que el restaurante fue cerrado por el departamento de salud. En esta declaración, que se encuentra en la página de Facebook del restaurante, afirma que el restaurante «[cierra] para remodelar el restaurante, hacer mantenimiento o limpiar a fondo todo el lugar», aproximadamente cada año. El restaurante ha estado cooperando con funcionarios de salud, que han estado inspeccionando e investigando el restaurante. Aunque la investigación todavía está en curso, el restaurante ha reabierto desde que se publicó la noticia del brote. Al restaurante se le permitió reabrir el 11 de enero 2017 después de estar cerrado durante una semana. A pesar de que han reabierto, el Departamento de Salud seguirá investigando el brote, además de realizar inspecciones periódicas en el restaurante con el fin de determinar si el restaurante Captain Al’s Steak and Shrimp puede causar potencialmente más enfermedades.

El proceso de investigar un brote generalmente ocurre después de que haya un repunte de casos de la enfermedad. Los funcionarios de salud han estudiado durante años la tasa promedio de patógenos específicos que causan enfermedades y son capaces de rastrear cuando estas infecciones que se mantienen en segundo plano cambian súbitamente. Cuando se detecta un pico al azar en estas enfermedades, los funcionarios de salud pueden investigar el brote, generalmente tomando muestras y realizando entrevistas. A veces hay una correlación entre las respuestas de la entrevista, lo que puede ayudar a los investigadores a localizar el origen. Aunque las entrevistas pueden ayudar a localizar potenciales orígenes, la mejor manera para que los funcionarios de salud aprendan más sobre un brote es mediante el testeo de muestras. Cuando los proveedores médicos sacan muestras de personas enfermas o del medio ambiente, las muestras se someten a pruebas para aprender más de ellas. Este tipo de pruebas revela la huella del ADN de la bacteria. Esta huella, un resultado del proceso de electroforesis en gel de campo pulsado, es única para las bacterias y cepas involucradas en el brote. La huella del ADN se carga en el sistema PulseNet. El sistema PulseNet es una base de datos de huellas de ADN mantenidas por el CDC. Si una muestra guardada coincide con otra muestra, puede haber conexión entre ambas. Cuando varias muestras

coinciden a través del sistema PulseNet, eso da otra pista a los investigadores sobre el origen y el tamaño del brote.

Las infecciones por E. coli son una de las formas más comunes de enfermedades transmitidas por los alimentos. CDC estima que alrededor de 265.000 infecciones por E. coli ocurren anualmente en los Estados Unidos. Hay una gran variedad de bacterias de E. coli, pero las que más comúnmente causan brotes se conocen como toxinas Shiga producidas por algunas cepas de E. coli, o STEC. En este brote, sin embargo, el patógeno responsable de estas enfermedades no es el STEC, sino el E. coli enteropatógena, o EPEC. Si bien este es un tipo diferente de E. coli, la progresión de la enfermedad y las opciones de tratamiento son muy similares. Una de las principales diferencias entre el EPEC y el STEC es que el EPEC a veces no se presenta en una prueba de heces, mientras que el STEC lo hace la mayor parte del tiempo. Muchas infecciones por EPEC requieren una prueba especial llamada prueba de PCR para confirmar la enfermedad. Una prueba de PCR simplemente copia el ADN de una muestra objetivo una y otra vez, lo que facilita la detección de bacterias y virus. Cuando alguien está expuesto a bacterias E. coli patógenas a través de alimentos o agua contaminados, pueden esperar para ver los síntomas en un promedio de 3 ó 4 días. La mayoría de las veces, las bacterias pueden producir síntomas en un día como muy pronto o diez días como muy tarde después de la exposición inicial. Los síntomas de intoxicación por E. coli pueden variar, pero la mayoría del tiempo incluyen vómitos, fiebre, calambres estomacales y diarrea. Los médicos pueden realizar pruebas para confirmar la presencia de E. coli, pero en la mayoría de los casos el mejor tratamiento para E. coli es el descanso y la hidratación. En la mayoría de los casos, una infección por E. coli remitirá por sí sola en una semana. Sin embargo, algunos casos de infección por E. coli pueden poner en peligro la vida. Mientras que las infecciones por E. coli pueden afectar a personas de cualquier grupo de edad y procedencia, los niños pequeños, los ancianos y aquellos con sistemas inmunes inmunosuprimidos tienen un mayor riesgo de desarrollar una infección grave de E. coli o incluso un síndrome urémico hemolítico.

En aproximadamente del 5 al 10 por ciento de los casos de intoxicación por E. coli surge una complicación llamada síndrome hemolítico urémico (HUS en inglés). El HUS es una complicación que daña los glóbulos rojos. Estas células de la sangre dañadas finalmente viajan a los riñones, donde se filtran fuera del torrente sanguíneo. El filtrado de estas células sanguíneas afectadas por HUS y su eliminación del torrente sanguíneo puede causar daño a los riñones, e incluso podría conducir a una insuficiencia renal. El HUS puede causar otros síntomas, incluyendo disminución de la frecuencia de la micción, pérdida de color en los ojos y las mejillas y fatiga. Los funcionarios de salud del Departamento de Salud del Estado de Mississippi han recomendado que cualquier persona que haya experimentado diarrea a los diez días siguientes de haber estando en el restaurante Captain Al’s Steak and Shrimp debe ponerse en contacto con ellos. Si usted o un ser querido comienza a mostrar los síntomas de intoxicación por E. coli o el HUS, póngase en contacto con un profesional médico.