Los productos de consumo congelados en Norteamérica vieron su mundo zarandeado esta semana. Una retirada masiva de alimentos congelados de CRF Frozen Foods, LLC, ha dejado preocupado incluso al hogar más orgánico de que pueden haber comprado un producto alimenticio comprometido. Lo que empezó aparentemente como una pequeña etirada de unos 15 productos, ha explotado en un brote que contiene 358 productos de 42 marcas conocidas en tiendas principales. Todos los estados en Estados Unidos y Canadá han sido puestos en alerta en relación con esta retirada. Como estoy seguro de que está tan preocupado por su familia como yo, aquí tiene todo lo que necesita saber sobre esta retirada, la Listeria, cómo proteger a su familia, y consejos sobre qué hacer si cree que ha consumido un producto comprometido con Listeria.

Desde la retirada al brote

Comenzando en marzo de 2016, CDC, FDA y otros funcionarios de salud pública en varios estados realizaron inspecciones de ruina en los productos de CRF Frozen Foods, LLC. Como resultado de estas investigaciones, CRF Frozen Foods, LLC emitió una retirada voluntaria de algunos de sus productos – declarando que tenían el potencial de estar contaminados con Listeria a finales de abril de 2016. La retirada inicial fue relativamente moderada y principalmente se concentró en verduras orgánicas congeladas – judías verdes, guisantes y maíz. CRF Frozen Foods, LLC anunció que se suspendía toda la productividad en su planta de Pasco, Washington, la ubicación del problema, el 25 de abril de 2016, pendiente de una futura inspección y evaluación por autoridades del gobierno.

Menos de una semana después, el 2 de mayo de 2016, CRF Frozen Foods, LLC extendió su retirada – para incluir los 358 productos mencionados anteriormente. Los productos retirados, que ahora son frutas y verduras, tradicionales y orgánicas, incuyen: Brócoli, calabacines, zanahorias, coliflor, maíz, frijoles de soya, frijoles verdes, judías italianas, col rizada, puerros, habas, cebollas, guisantes, tiras de pimiento, patatas, mezcla de patata, mezcla de raíz, espinacas, pbatatas, popurrís de diversas verduras, paquetes de mezclas y salteados, arándanos, cerezas, arándanos, melocotones, frambuesas y fresas.

Más de 42 marcas están sujetas a la retirada. Las marcas privadas de Walmart y Costco incluidas. También hay otras marcas populares y muy conocidas, incluyendo: Panda Express, Trader Joe’s, Safeway, Bybee’s, Columbia River Organics, Organic by Nature, Live Smart, Parade, y O Organic, por nombrar unas pocas. Lo que era una retirada moderada se ha convertido en una revisión masiva que abarca los cincuenta estados y las provincias canadienses de British Columbia, Alberta, Manitoba, Saskatchewan – dejando a muchas personas sin habla por todos los vendedores y marcas que utilizan el mismo productor para obtener y empaquetar sus productos congelados. Todos los productos afectados llevan fechas de venta entre el 26 de abril de 2016 y el 26 de abril de 2018.

Mientras tanto, CDC ha notificado a todos los vendedores del brote verificado y ha anunciado que ocho personas han sido hospitalizadas como resultado de la infección por Listeria. Dos personas han muerto también – principalmente por causas no relacionadas con el brote. CDC utilizó sofisticadas medidas de registro y pruebas de laboratorio para concluir que varias personas habían caído enfermas con la misma cepa de Listeria – una en septiembre de 2013. En esencia, CDC ha utilizado técnicas científicas de electroforesis en gel de campo pulsado y la secuenciación del genoma completo para trazar el genoma completo de la bacteria sujeto de este brote, y lo ha comparado con cada una de las personas conocidas que se habían puesto enfermas. Esta técnica revolucionaria, asociada con una base de datos nacional, es lo que ha permitido a CDC, FDA y a las agencias locales del estado la capacidad de descubrir que algo iba mal con la planta de CRF Frozen Foods, LLC en Pasco, Washington. Los consumidores se han indignado porque la retirada ha sido retrasada incorrectamente y ha llegado demasiado tarde. CRF Frozen Foods, LLC menciona con indiferencia en su notificación que su planta en Pasco, Washington puede haber sido contaminada el 1 de mayo de 2014. CRF Frozen Foods, LLC mantiene que la retirada no es más que un exceso de precaución sin embargo, es difícil ignorar la magnitud de los productos sujetos a retirada. Si desea conocer más sobre la retirada de forma específica o comprobar los artículos sujetos a retirada, visite la página de la notificación de la FDA aquí.

Listeria – Un nombre pequeño para una bacteria terrible

Ahora que ya sabe lo que está pasando, vamos a hablar de la realidad que es preocupante – qué es la Listeria y cómo puedo proteger a mis seres queridos para evitar contraerla.

En pocas palabras, la Listeria es una bacteria resistene que puede llevar a una enfermedad seria. Principalmente los ancianos niños pequeños y personas con sistemas inmunitarios debilitados son advertios de que una bacteria como la Listeria puede llevar a síntomas y enfermedes serias. La Listeria también es peligrosa para mujeres embarazadas y podría llevar a complicaciones fetales, aborto involuntario y partos prematuros. Las personas más saludables pueden tener síntomas que incluyen dolor de cabeza, fiebre, dolor abdominal, náuseas, debilidad, dolor muscular y diarrea. Sin embargo, a pesar de esto, la Listeria también puede ser mortal. Es importante buscar atención médica si ha ingerido productos potencialmente contaminados y está mostrando cualquiera de los síntomas anteriores. Un médico puede tener que solicitar pruebas de orina o de heces en un laboratorio para determinar si se ha contraído de hecho Listeria.

¿Qué hago ahora?

Dejando todas las cosas que asustan a un lado, sigue teniendo una forma de proteger a su familia y a usted mismo para no contraer Listeria relacionada con este brote. A continuación tiene algunos consejos útiles para ayudarle en el proceso:

Lo primero y más importante, asalte su congelador. Visite aquí la cita de la FDA y descubra si necesita preocuparse. El factor más preocupante del brote en cuestión es que es de larga duración. Puede que ya haya comprado estos productos hace un año y siga teniéndolos en su congelador debido a su larga duración. Cuando tenga dudas, compruebe dos veces.

Absténgase de consumir. Si ha encontrado productos que coinciden (o usted cree que coinciden) con aquellos mencionados por la FDA, no los coma. No los coma incluso aunque ya haya comido de la bolsa o si parecen perfectamente seguros. Simplemente confíe en mí con esto. Incluso un poco de Listeria puede causar enfermedad.

Manténgase atento. Si usted o un ser querido está mostrando señales o síntomas de una infección por Listeria, se le anima a buscar atención médica. Es bueno mantener una vigilancia durante un tiempo, ya que estos síntomas pueden manifestarse desde unos pocos días hasta dos meses.

Lave todo. Lave las zonas de preparación de alimentos de la cocina. Lave sus manos. Desinfecte sus platos. Si es tan paranoico como yo, incluso lave su congelador. Como se ha observado anteriormente, la Listeria es una bacteria dura, lo que significa que es propensa a mantenerse durante largos periodos de tiempo.

Difunda la palabra. Haga que sus amigos, compañeros de trabajo, vecinos, familiares, e incluso su cartero sepan sobre este brote. Cuanta más gente conozca, más fácil será asegurar que menos personas son golpeadas por la infección.

Vendedores como Costco y Walmart, han publicado avisos en sus sitios web sobre la retirada actual. Como dicen, el conocimiento es poder. Juntos podemos intentar ayudar a otros a esquivar la infección.